Negligencias Medicas

La medicina no es una ciencia exacta, la medicina está en continua evolución y los adelantos científicos de los úlimos 20 años, probablemente equivalen a los adelantos que se habían conseguido en los 200 años anteriores.

 

Cuando se utiliza la frase "negligencia médica", debe de utilizarse con mucho cuidado. Los médicos, las enfermeras, los fisios, los dentistas o los protésicos dentales entre otros, cumplen en nuestra sociedad una función sanitaria fundamental.

 

No se les puede exigir más de lo que la ciencia sanitaria nos proporciona en este momento temporal. Solo podemos exigirles que utilicen su Lex artis de una forma coherente, podemos pedirles que pongan sus conocimientos, su sabiduría y su tiempo a nuestra disposición de la mejor forma posible, pero no podemos pedirles magia, no podemos pedirles milagros, no podemos perdirles que sean dioses que todo lo curen.

 

Así todo, después de que estos miembros de nuestra comunidad sanitaria pongan toda su sabiduría a ayudar al enfermo, todavía es posible que nuestro cuerpo responda de la forma más insospechada, por tanto no todo vale para decir que existe una negligencia médica.

 

Podríamos definir una negligencia médica o sanitaria, a ese momento en que este profesional no ha utilizado todos los conocimientos que le permite el estado actual de la ciencia para curar al enfermo, o cuando aunque sí los ha utilizado, lo ha hecho cometiendo errores o sin seguir los protocolos preestablecidos o incluso de una forma desidiosa.

¿Eres paciente?

¿Eres profesional sanitario?

¿Eres paciente?

Habitualmente recibimos muchas consultas en nuestro despacho, de familiares que han perdido a un ser querido tras un protocolo médico o incluso es el propio paciente que ha tenido una mala experiencia médico-sanitaria y le han quedado secuelas.

 

Nuestro primer comentario en cualquier consulta, siempre es el mismo: no confundas que te hayan tratado mal (modales), con que te hayan tratado mal (error médico). La linea divisoria es muy fina, pero nosotros como abogados nos dedicamos a realizar reclamaciones por errores médicos, no perseguimos a maleducados que los hay en todas las profesiones (incluso entre los abogados).

 

Si eres paciente o has perdido a un ser querido, lo primero que debes de saber, es que para realizar una reclamación patrimonial por una negligencia debe de realizarse antes de que pase un año. Este es el plazo; un año.

 

¿Cuando empieza a contar el plazo para saber si ha pasado un año?. Si es un fallecimiento, el plazo empieza a contar desde que ha fallecido el paciente. Si lo que te han quedado son secuelas tras la negligencia, el plazo empieza a contar desde la última vez que te han revisado y que se ha visto que ya no puedes mejorar. Hay que tener cuidado con este último plazo.

 

Si no ha pasado el plazo de un año, te daremos cita para que nos cuentes que ha ocurrido y nosotros estudiaremos tu caso. Lo primero que hacemos es estudiar si en tu caso ha existido una negligencia médica o no ha existido ese error médico.

 

En caso de que exista error médico, veremos si somos capaces de demostrarlo o si no somos capaces.

 

Nuestro equipo está compuesto por abogados y por profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, dentistas, fisios, protésicos...). Son estos últimos los que estudian previamente el expediente para comprobar si existe o no el error médico y después es el equipo jurídico quien analiza si el procedimiento puede tener garantías de éxito o no.

 

Por nuestra experiencia, te diremos que este procedimiento suele tener dos fases y lamentablemente casi siempre tenemos que llegar a la segunda fase.

 

La primera fase es la vía administrativa, en este procedimiento solo estamos la Administración sanitaria y nosotros. Suele durar muchos meses (probablemente un año) y la mayoría de las veces la Administración no reconoce su culpa.

 

La segunda fase es la vía Contenciosa - Administrativa (la vía judicial), en este procedimiento está la Administración, nosotros y los jueces. En esta vía es fundamental poder demostrar que ha existido una negligencia médica. Esta vía suele durar otro año aproximadamente.

 

Como puedes observar, y si se llega a la segunda fase (que es lo habitual), suelen pasar dos años o más desde que se inició el proceso hasta que existe una sentencia.

 

¿Cual es el coste económico de este tipo de procedimientos?

 

Como has podido observar, el primer paso es estudiar tu procedimiento concreto, tanto desde un punto médico-sanitario, como desde un punto jurídico.

 

Varios profesionales médicos y juristas dedicarán horas y esfuerzo a leer toda tu documentación sanitaria, la interpretarán y estudiarán las posibilidades de éxito o no. El coste de estas horas ronda los cuatrocientos euros.

 

A partir de que se haya estudiado el caso en profundidad y si existen posibilidades de éxito te recomendaremos continuar con el procedimiento y mantendremos una reunión para hablar de temas económicos.

¿Eres profesional sanitario?

Si eres profesional sanitario, sabrás que no es lo mismo que seas médico en la sanidad pública, que médico en la sanidad privada.

 

Por otro lado, debes de saber que a partir del año 2015, en España ha habido un cambio jurisprudencial en la forma de entender la labor del médico y su responsabilidad. Actualmente se entiende que el médico (fisio, enfermero,...), tiene una obligación de medios, pero ya no tiene una obligación de resultados como ocurria en algunos casos médicos y que defendían los jueces antiguamente (incluso era defendido por nuestro Tribunal Supremo). Ojo a esto último que pueden existir algunas excepciones.

 

Para que tú como sanitario no tengas ninguna responsabilidad, es necesario que cumplas una serie de requisitos, como por ejemplo:

 

  • Que hayas informado al paciente del tratamiento, de su complejidad, posibles alternativas y de sus posibles consecuencias. (Consentimiento informado).
  • Que hayas realizado las pruebas indicadas para las dolencias o explicaciones que te ha trasladado el paciente.
  • El error médico en el diagnóstico es asumible (juridicamente hablando), siempre que ese error no sea desproporcionado o las pruebas que habías realizado previamente no difieran en exceso de tu diagnóstico.

 

Como seguramente sabrás, si trabajas en la Sanidad Pública, tu mayor grado de problema es que se interpoga contra tí un procedimiento en vía penal, ya que el procedimiento responsabilidad patrimonial iría en vía Contenciosa Administrativa y en un principio lo tendría cubierto a través del seguro que tiene contratato la ADMINISTRACIÓN para la que trabajas.

 

En cambio si trabajas en la sanidad privada, tu responsabilidad es directa, tanto en la posible vía penal, como en la vía civil.

 

¿Que hago si tengo una reclamación por mi actividad profesional sanitaria?

 

Si trabajas en la sanidad pública y la reclamación lleva la vía Administrativa, en un principio los servicios jurídicos de tu ADMINISTRACIÓN se harán cargo de tu defensa jurídica.

 

Si trabajas en la sanidad Pública y la reclamación lleva vía Penal, te recomendamos que te pongas en contacto con nuestro despacho o con un despacho de tu confianza especializado en temas de negligencias médico - sanitarias.

 

Si trabajas en la sanidad Privada, tanto te llegue la reclamación vía Penal como vía Civil, ponte en contacto con nuestro despacho o con un despacho de tu confianza especializado en este tipo de negligencia médico - sanitarias.

 

Si os llamo ¿Que procedimiento seguiréis?

 

Existe un paso previo que nosotros no podemos obviar y es la necesidad de que una vez que tengamos toda la documentación debemos estudiarlo, tanto desde el punto de vista médico-sanitario, como desde el punto de vista jurídico.

 

Ya te adelantamos que nuestro equipo médico-sanitario analizará tu caso y estudiaremos la existencia o no del error médico. No pierdas el tiempo preguntándonos que médicos o personal sanitario va a estudiar tu caso porque no te lo diremos. Necesitamos una opinión imparcial y seguramente tus compañeros y amigos médicos-sanitarios no realizarán un informe imparcial.

 

¿Cual es el coste económico de este tipo de procedimientos?

 

Como has podido observar, el primer paso es estudiar tu procedimiento concreto, tanto desde un punto médico-sanitario, como desde un punto jurídico.

 

Varios profesionales médicos y juristas dedicarán horas y esfuerzo a leer toda tu documentación sanitaria, la interpretarán y estudiarán las posibilidades de éxito o no. El coste de estas horas ronda los cuatrocientos euros.

 

A partir de que se haya estudiado el caso en profundidad, mantendremos una reunión para hablar de temas económicos. De todas formas, recuerda en la mayoría de los casos, nuestros honorarios serán abonados por tu seguro.